Ciencia y Tecnología

Mas de 112 millones de años en calidad de vida, se pierden en América Latina por consumo de comida chatarra, tabaco y alcohol: OPS/OMS

Ciudad de México 19 Marzo (JUAN R. HERNÁNDEZ/ CÍRCULO DIGITAL).-  Debido a las estrategias de las industrias de comida chatarra y bebidas azucaradas, tabaco y alcohol, cada año en América Latina se pierden más de 112 millones de años en calidad de vida, afirmó el Dr. Fabio Da Silva Gomes, Asesor Regional en Nutrición de la Organización Panamericana de la Salud y Organización Mundial de la Salud (OPS-OMS).

El Dr. Da Silva, explicó que las corporaciones globales de alimentos procesados, tabaco y alcohol, crean “epidemias industriales” con prácticas comerciales similares: 1) marketing y publicidad, si se invierte una gran cantidad de dinero se garantiza un retorno en ventas, 2) bloqueo de medidas fiscales para asegurar la asequibilidad a bajo precio de estos productos logrando que puedan estar en cualquier lugar y en cualquier momento 3) involucramiento con la comunidad para generar empatía con la marca, al fondear proyectos sociales y comunitarios, 4)interferencia sobre la ciencia, pagando estudios con falsos argumentos para no relacionar las enfermedades que causan sus productos, generando dudas que impide a las políticas públicas avanzar, 5)incidencia directa en las políticas públicas, proponiendo mecanismos como la autorregulación o ir hacia una regulación más débil como sería un etiquetado de productos poco entendible.

El representante regional de la OPS/OMS dijo que las grandes corporaciones de los alimentos ultraprocesados y bebidas azucaradas, del tabaco y sus derivados y del alcohol, han logrado disparar la demanda de sus productos alterando los comportamientos de consumo alrededor del mundo.

En consecuencia, los impactos en la salud por el consumo de estos productos, representan una carga para las familias y las finanzas públicas. “Tabaquismo, obesidad, diabetes, hipertensión y alcoholismo, son enfermedades creadas por el consumo de estos productos malsanos y esas empresas son los mentores de estos padecimientos que están cobrando vidas en América Latina”.

El representante de OPS/OMS dijo que las afectaciones son en todos los niveles, desde el sector productivo hasta el escolar, ya que de acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), se pierde el aprovechamiento escolar en niños por problemas de obesidad y sobrepeso.

Al respecto, Alejandro Calvillo, director de El Poder del Consumidor explicó que: “El consumo de comida chatarra, tabaco y alcohol son la principal causa de enfermedad y muerte en México. Las consecuencias generadas por el consumo de estos productos son también la causa central del colapso del sistema de salud pública del país. Añadió que “los costos en salud por el consumo de estos productos se estiman en 555 mil 794 millones de pesos anuales.”

La comida chatarra y las bebidas ultraprocesadas no saludables, el tabaco y el alcohol, son la principal causa de enfermedad y muerte a escala global. Existen diversas experiencias exitosas para reducir el consumo de estos productos y, por lo tanto, sus impactos, que deben ser compartidas e imitadas, en especial, en situaciones de emergencia como la que vive México.

En Rusia, una de las naciones con mayor consumo de alcohol, se redujo en 40% en 12 años. En Nueva York el consumo de tabaco se redujo 28% en 7 años. En Chile, el consumo de bebidas azucaradas se redujo 22% en solamente 3 años.

Erick Antonio Ochoa, responsable del área de control de tabaco en la Coalición México Saludhable declaró: “México debe hacer frente a los determinantes comerciales de las enfermedades no transmisibles. No habrá presupuesto que alcance si no toma acción contra los factores de riesgo que más enferman y matan: alcohol, tabaco, bebidas y alimentos ultraprocesados deben estar mejor regulados, contenidos con mayor detalle en el Plan Nacional de Desarrollo y el Programa Sectorial de Salud del actual gobierno”.

Previous post

Alcaldía de Venustiano Carranza alista el 7º Festival del Marisco 

Next post

DEA moverá “mar, cielo y tierra” por Caro Quintero

Redacción