Ciencia y Tecnología

Mejor calidad de vida después del cáncer de mama a través de una aplicación móvil

Ciudad de México, 03 Febrero  (MENSAJE POLÍTICO/CÍRCULO DIGITAL).-Hoy en día los teléfonos inteligentes sirven para muchas cosas, incluyendo cuidar la salud de las personas a través de aplicaciones.

En este sentido el Hospital Houston Methodist creó una aplicación para ayudar a las y los sobrevivientes de cáncer de mama a llevar una vida saludable, a través de ayudarles en la elección de alimentos saludables, ejercicio y siempre con el acompañamiento de un equipo médico especializado.

Las y los sobrevivientes de cáncer de mama que utilizaron esta aplicación en su celular, perdieron peso constantemente, en gran parte debido a las interacciones diarias y en tiempo real con su equipo de atención médica a través de la aplicación móvil.

Actualmente, existen pocas aplicaciones móviles clínicamente probadas con objetivos claros y medibles, a través de las cuales el paciente posee el respaldo de su equipo médico tratante.

Por el momento, esta aplicación está siendo probada en pacientes del Hospital Houston Methodist, pero se espera que pronto esté disponible a través de App Store y Google Play.

De los 33 sobrevivientes de cáncer de mama inscritos en el programa piloto, 25 mujeres utilizaron activamente la aplicación durante un período de cuatro semanas. Durante este estudio piloto, el 56% de los pacientes inscritos perdieron un promedio de 1.5 kilos. Además, cuanto más utilizaban la aplicación los participantes del estudio, más probabilidades tenían de perder peso.

De acuerdo con estudios realizados por el Hospital Houston Methodist, cada vez hay más evidencia de que al reducir el problema de obesidad en los pacientes, también se reduce el riesgo de recurrencia del cáncer y la frecuencia de reingreso hospitalario.

Un metaanálisis de 82 estudios que evaluaron la relación entre el peso corporal y el cáncer de mama en más de 213,000 mujeres encontró un aumento del 35% en la mortalidad por cáncer de mama.

“Algunos medicamentos para el cáncer de mama hacen más lento el metabolismo, lo que puede provocar una ganancia de peso para el paciente, aunado a que uno de los mayores obstáculos para un sobreviviente es encontrar el apoyo necesario para mantener un estilo de vida saludable,” explicó la Dra. Tejal A. Patel, coautora principal y oncólogo médico especialista en cáncer de mama del Houston Methodist Cancer.

“Siempre explicamos a nuestros pacientes que perder peso reduce el riesgo de recurrencia del cáncer, pero generalmente no les brindamos herramientas estructuradas para lograr y mantener esta pérdida de peso. La aplicación móvil proporciona al paciente el respaldo, en tiempo real, con el equipo médico para poder hacer los cambios que sean necesarios para ayudarlos.”

A diferencia de las aplicaciones de salud para todo público, la aplicación del Houston Methodist incorporó un nutriólogo clínico que se comunica de forma proactiva con los pacientes y les da retroalimentación sobre su progreso e incluso una orientación directa para poder cumplir con sus objetivos.

“Somos una sociedad móvil, por lo que las innovaciones digitales, como las aplicaciones de cuidado de la salud para teléfonos inteligentes, deben ser pensadas y realizadas para capacitar a los pacientes y brindar atención centrada en éste,” dijo el Dr. Stephen T.C. Wong, presidente y profesor del Department of Systems Medicine and Bioengineering at Houston Methodist Research Institute y autor de la aplicación. “Más del 90% de los pacientes del estudio piloto consideraron que nuestra aplicación era fácil de navegar y querían usarla diariamente para recibir comentarios y apoyo en tiempo real. La aplicación ayudó a los pacientes con cáncer de mama a cambiar los comportamientos diarios y cumplir con éxito sus objetivos personales.”

Por su parte, la nutrióloga Renee Stubbins explicó que la aplicación le permitió interactuar en un día con más pacientes de lo que normalmente haría en persona, además no sólo proporcionó recomendaciones para la dieta y el ejercicio, sino que también motivó a los participantes a que se brindaran apoyo virtual entre ellos.

“Si mantener un peso saludable es difícil para una persona promedio, lo es mucho más para las personas que han sobrevivido al cáncer de mama, por lo que poder dar apoyo a estas mujeres marca ya una diferencia,” finalizó Stubbins.

 

Previous post

Acervo bibliográfico de la UNAM, accesible desde el celular

Next post

GCDMX inaugura PILAR “Xalli”de Azcapotzalco

Redacción