CirculoDigitalDeportilandia

América pierde lo invicto 1-2 ante Toluca

CIUDAD DE MÉXICO, 18 de Marzo de 2018 (BALÓN CUADRADO / AMPRYT).- La historia de este partido fue delirante: amago de pelea entre técnicos, un jugador expulsado y el fin del invicto del América, que cayó por 1-2 ante Toluca en la jornada 12 de la liga.

América tomó por sorpresa a los Diablos Rojos. Ni un minuto de juego y los tomaron apenas ocupando sus puestos. El francés Jérémy Ménez ganó una pelota y sin pensarlo demasiado filtró hasta la media cancha, donde Renato Ibarra corrió por el costado derecho, mientras los escarlatas, con el rostro desencajado, no tuvieron tiempo ni de reaccionar. Ibarra entró al área y sin apresurarse esperó a que saliera Alfredo Talavera, para engañarlo y mandarle la pelota por abajo para el primer gol de la noche.

Al minuto nueve, Luis Quiñones fusiló a Marchesín, pero alcanzó a rechazar; la pelota quedó a la deriva y apareció Rubens Sambueza, que sólo tuvo que cruzarla para conseguir el empate a uno. No celebró, sino que se disculpó por el doloroso revés para su ex equipo.

El juego se puso tenso, cada vez más hostil, y empezaron a salir tarjetas amarillas. Mala noticia para el América, porque en una jugada en la que se les escapaba Alexis Canelo, el defensa Bruno Valdez no encontró otro recurso más eficiente que derribar a su rival. El árbitro no le perdonó la segunda tarjeta amarilla y lo echó del partido.

Todo se complicó entonces para las Águilas: 10 hombres en la cancha y un árbitro con la mano lista en el bolsillo de las tarjetas. Pero se puso aún peor para los locales. Ménez sufrió un tirón en el muslo izquierdo –podría estar fuera de cancha hasta por un mes– y tuvo que ser relevado por Joe Corona. Así se fueron al intermedio con angustia y la temperatura al límite.

En la segunda parte América, pese a tener un hombre menos, se fue al cuello. Sambueza cayó cerca del área técnica y todo se convirtió en una locura. Los entrendores Hernán Cristante y Miguel Herrera quedaron cara a cara, bravuconearon y se empujaron. Parecía que estaban a punto de los puños, pero recularon, recapacitaron y se fundieron en un abrazo reconciliatorio. El árbitro no cedió y expulsó a ambos al minuto 71. Salieron de la cancha y fueron acompañándose como buenos amigos hasta el túnel.

El gol que arrancó el invicto al América sorprendió a Herrera en el vestidor. Al minuto 80 Osvaldo González metió el tanto de la victoria, que dejó a los escarlatas como sublíderes, con 24 puntos, debajo de Santos (26).

Previous post

Ley de Publicidad Oficial deberá garantizar la libertad de expresión y el derecho a la información: Martha Tagle

Next post

Tienen servicio médico gratuito todos los habitantes de la CDMX

Redacción