Percepción Política

México, de circo en circo; de Lozoya que se dice virginal a Duarte que se pone en huelga de hambre

 

México es un circo de varias pistas y, ya se sabe, un escándalo apaga al otro. Un día sube el delegado de Tláhuac, al otro día aparece Emilio Lozoya y, ahora, salta de nuevo al escenario Javier Duarte.

Ayer Emilio Lozoya Austin se definió ayer, en conferencia de prensa, como un empresario que ha ganado su ‘‘patrimonio lícitamente, fuera del gobierno’’. Se le preguntó si entonces él fue el único que Odebrecht no sobornó en el mundo, respondió: ‘‘A mí no me corrompió’’.

Antes, el ex director de Pemex había «comparecido» ante la Procuraduría General de la República (PGR), y sostuvo que en la carpeta de investigación –abierta por el Ministerio Público Federal desde enero, cuando comenzó a conocerse que habría aceptado sobornos de la constructora brasileña– no existe ‘‘una sola prueba de que recibiera dinero de ellos (Odebrecht) ni de nadie; sólo dichos’’.

Total, Lozoya había cruzado el pantano sin manchar su plumaje.

Más tarde, Javier Duarte de Ochoa, ex gobernador de Veracruz, inició sorpresivamente una huelga de hambre a las 21:30 horas en protesta para expresar su desacuerdo respecto a cómo se llevan a cabo los procesos en su contra en su estado.

En un comunicado, la Subsecretaría de Sistema Penitenciario de la Ciudad de México, confirmó que Duarte, quien se encuentra en el Reclusorio Norte bajo proceso, “inició formalmente una huelga de hambre en protesta por la forma en que se llevan los procesos en su contra en la ciudad de Veracruz”.

¿Será capaz Javidú de robarle cámara a Lozoya? En el Mundo de la corrupción y la impunidad hora son contrincantes de peso completo.

Previous post

Atentado en Barcelona: ¿Por qué eligieron España?

Next post

No a la presión de Pence

Juan Manuel Magaña

Periodista