CDMXPrincipal

Espera diputado De la Cruz se revise Reglamento ‘recaudatorio’ de Mancera

CIUDAD DE MÉXICO, 17 de diciembre, (DAVID POLANCO / MENSAJE POLÍTICO / CÍRCULO DIGITAL).—El Gobierno del Distrito Federal (GDF) desoyó los llamados del Senado de la República y la Asamblea Legislativa (ALDF) para postergar la entrada en vigor de su nuevo Reglamento de Tránsito, pero si prevalece la sensibilidad política se podría reconsiderar y hacer una revisión de dicho ordenamiento, de acuerdo con Felipe de la Cruz, diputado de Morena.

En entrevista con MENSAJE POLÍTICO, De la Cruz, quien llegó a la diputación ganando el Distrito 15 Local, ubicado en la delegación Iztacalco, es contundente al señalar que este nuevo Reglamento de Tránsito es meramente “recaudatorio”, y rechaza los argumentos del GDF, que lo llama “reglamento para salvar vidas”.

“El que manifieste eso (de salvar vidas) el doctor Mancera no quiere decir estrictamente que sea de esa manera. Antes se publicó la Ley de Movilidad y el argumento fue que era para contrarrestar o combatir la corrupción en el transporte concesionado, masivo y taxis, y no ocurrió así. Lo que sí hizo fue incrementar gravemente las sanciones para los prestadores de servicio, incluso con la amenaza de la eventual cancelación de la concesión”.

En este sentido, De la Cruz pone en la misma canasta a la Ley de Movilidad y al nuevo Reglamento, ambos impulsados por Manuel Granados, la primera cuando fue diputado de la ALDF, y el otro ahora en su carácter de Consejero Jurídico del DF.

“Nosotros creemos que en ambos casos el criterio, el objetivo es meramente recaudatorio, con multas incluso excesivas, solo recaudatorio. hay que ver alternativas, como es el trabajo a favor de la comunidad, y otra podría ser con sanciones ambientales, aportes de la ciudadanía al medio ambiente”, expresa De la Cruz.

Multas excesivas y absurdas

Entre los absurdos que el legislador considera hay en este nuevo Reglamento de Transito, ubica las multas excesivas y además desproporcionadas a la falta..

“Es un desacierto una sanción mayor a quien maneja conduciendo poniendo atención al teléfono que a quien va en estado alcohólico. Incluso, en algunos estados se considera delito manejar ebrio y aquí hay faltas peores. Creemos que vale la pena revisar este reglamento”, dice el diputado.

De la Cruz sostiene que en este caso del nuevo Reglamento va a ocurrir lo mismo que con Ley de Movilidad, la cual se aseguró cubría todos los espectros del transporte y no ocurrió así. “Ya vimos que tuvieron que sacarse de la manga un acuerdo para darle vida legal, según ellos, a Cabify y Uber. En este caso va a pasar lo mismo, porque no se entrad con exhaustividad al tema de la reeducación del ciudadano, porque quieren corregir por decreto o con una sanción, y no es el camino.

El legislador de la zona de Iztacalco reitera su postura a favor del peatón y el ciclista, pero también pide que la protección a éstos no se use como una excusa para gastar más.

“Que no sea el pretexto para ejercer más presupuesto, que se estén comprando bolardos, de líneas de restricciones de circulación, que anárquicamente se están poniendo en toda la ciudad, y que haya observancia efectiva por parte de los prestadores de servicio y la ciudadanía”, dice.

Según el sapo, la pedrada…

A pregunta expresa, sobre el riesgo de que al haber aumentado las sanciones, también crezca la corrupción e incluso el riesgo de que el ciudadano sea extorsionado, responde:

“Sí hay el riesgo. Dicen que según el sapo es la pedrada. Dan manga ancha en el caso de las sanciones. Ha pasado con los compañeros que son detenidos por un policía de seguridad y luego llama al de tránsito y se genera un círculo vicioso que todos se protegen para llevarse un dinero”.

Sigue: “Incluso vemos hasta el riesgo de que el reglamento basta el criterio del policía para si no entras a la componenda, digas que estás insultando o agraviando, y la pena pueda escalar. Como se está planteando el reglamento no cierra la puerta a los abusos por parte de la autoridad. A la autoridad no le interesa».

Así, Felipe de la Cruz todavía spera la reconsideración de la autoridad para revisar a fondo este nuevo ordenamiento.

“No es reglamento para salvar vidas. Dicen que el camino al infierno está empedrado de buenas intenciones. Decir esto sin dar argumentos sólidos nos parece que es un despropósito, no es la idea de lo que se nos declara”, concluye.

 

Previous post

Prevén inversión por 44 mil millones de dólares por exploración petrolera

Next post

Seguirá impulso al campo mexicano para hacerlo más competitivo, afirma Peña Nieto

admin