Percepción Política

Ah, bueno…

A pesar de que no alcanzaremos los niveles económicos «que queremos», hay otros países del mundo «a los que les ha ido peor», sostuvo el presidente Enrique Peña Nieto.

Ah, bueno, entonces de qué nos quejamos. Nos podrá ir mal, pero siempre habrá el consuelo de que otros les vaya peor.

Peña Nieto destacó la adoración casi totémica que su gobierno (y los que le antecedieron) tiene por los indicadores. Dijo que México ha asumido decisiones «con responsabilidad» para mantener las variables macroeconómicas para seguir creciendo y proyectar confianza en el mundo. En otras palabras, las mismas variables que han arrojado, según balance de los últimos días, otros dos millones de pobres a nuestra realidad nacional.

El presidente habló en un marco de realidad en el que el dólar ha superado la barrera de los 16 pesos. Se supone que se trata de una devaluación de más de un cuarto de nuestra moneda desde que el dólar estaba en 12 y feria.

Con la frialdad del caso, el ejecutivo federal insistió en que la estrategia gubernamental ante la inestable situación financiera mundial radica en que nuestro país siga siendo confiable para los inversionistas nacionales y extranjeros.

Leyó usted bien: Peña no dijo «que la estrategia gubernamental ante la inestable situación financiera mundial radica en que nuestro país siga siendo confiable para» sus ciudadanos, para su pueblo.

Pero hay que reconfortarse. Y se puede esperar cualquier cosa en un país donde el presidente se echa sus discursos en actos como la entrega en Metepec, Estado de México, de un Distribuidor Vial denominado Ignacio Pichardo Pagaza, otro inútil gobernador mexiquense y ex dirigente priista.

El día de mañana las calles se llamarán Cesar Camacho Quiroz o Emilio Gamboa o Manlio Fabio, y será cuando este país carezca por completo de significación por tanto haber dizque cuidado sus importantes variables económicas.

Previous post

El PAN, listo para repetir elección en Aguascalientes

Next post

Procuraduría capitalina confirma un detenido por multihomicidio

Doble Tinta