Tinta FuerteTinta Indeleble

Elba Esther, a la jaula de oro

La cárcel no le ha quitado lo rica, de riqueza. Pero, ciertamente, su fortuna sigue siendo un enigma. Cuestión de ver: la maestra Elba Esther Gordillo está acusada de lavado de dinero de más de 2 mil millones de pesos -obtenidos del desvío de recursos de su gremio- y de evasión fiscal por 2 millones 190 mil pesos. ¿De qué porcentaje del total de su tesoro estaremos hablando?

La profesora podría abandonar pronto el Centro Femenil de Readaptación Social Tepepan y continuar en casa el proceso judicial que enfrenta. Es decir, la PGR podría ceder a la solicitud de la defensa de Gordillo, quien este año cumplió 70 años, edad establecida en el Código Penal Federal para solicitar la prisión domiciliaria, si existen padecimientos o enfermedades que requieran tratamiento.

El caso es que debido a que su riqueza está intacta, a la profesora le espera una salida definitiva de prisión hacia una jaula dorada.

Tiene para escoger. A la ex dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, SNTE, se le conoce toda una colección de inmuebles, que comparte con su familia, en zonas exclusivas de México y Estados Unidos.

Por ejemplo y según registros periodísticos, a nombre de su difunta madre, Zoyla Estela Morales Ochoa, existe una propiedad de un millón 700 mil dólares ubicada en el fraccionamiento Green Turtle Village, en La Jolla, California. A su vez, su hija Maricruz Montelongo es propietaria de una residencia en el Club de Golf Bosques de Santa Fe.

Maricruz Montelongo posee también una casa de 200 metros cuadrados ubicada en la calle de Laplace número 7, colonia Nueva Anzures, adquirida por 301 millones de viejos pesos. Otra casa está en Bosques de Reforma número 788, colonia Bosques de las Lomas.

Elba Esther cuenta también con una residencia ubicada en la calle de Bosques de Caoba número 75, en la colonia Bosques de las Lomas, Delegación Miguel Hidalgo de la Ciudad de México.

Otra de sus hijas, la senadora Mónica Arriola aparece en el registro con una vivienda ubicada en Fuentes de Pescadores número 1 en Bosques de las Lomas.

Su nieto René Fujiwara, diputado federal de Nueva Alianza, es propietario desde 2011 de una residencia con un valor de 310,000 dólares en la exclusiva área de Otay Ranch, en el fraccionamiento Chulavista, ubicado en San Diego, California, Estados Unidos.

Otro nieto, Othón Francisco de León Arriola, es dueño de una residencia valuada en 300,000 dólares ubicada en Parker Mountain Road 2031, en el mismo fraccionamiento Chulavista.

Y está la casa de Francisco Arriola Urbina, su ex esposo, en Bosques de Reforma 501, en la colonia Bosques de las Lomas, Miguel Hidalgo, cuyo costo fue de 4.5 millones de pesos.

Así las cosas, la maestra tiene mucho para escoger, si es que desea convertir el castigo divino que enfrenta en un divino castigo.

Previous post

Ringo Starr, deidad sin carisma

Next post

El Bronco, un sheriff para Nuevo León

admin